Mujer

Madre

Mujer

Tomada de mis entrañas para acompañar mi existencia te adueñaste de mi energía, mi calor y mi amor.
Me entregaste tu esencia un día y entre en tus adentros para florecer.

Vivi en tu mundo y me alimente de tu energía, tu calor y tu amor.
Tome todo lo que necesitaba y crecí, crecí tanto hasta el día en que me toco volver a ser yo.

Y vine cada día a tomar tu energía, tu calor y tu amor.
Y llegamos a ser uno, dos, luego tres y más. Y aún así no somos distintos. Nos une el amor.
En cada paso que doy ahí estas tu. Y te percibo. Y te dedico cartas, poemas, canciones, tonadas, ritmos. Despiertas mi pasión, mi inspiración.
En mis sueños te acomodas y fluyes, me abrazas y vivo en ti. Me nutro de tu energía, de tu calor y de tu amor.
Eres la flor de mi mundo. Eres mi aliento, regalo de Dios. Y te abrigas en mi pasión, y vives por mi, para mi. Y yo vivo por ti y para ti.
Eres la manta en mi refugio y yo tu licor predilecto. Eres yo, yo soy tu. Y no somos dos, aunque somos más que uno.
Y otra vez tomas un pedazo de mi y creas un mundo de amor.
Eres parte de mi. Esa parte de la que no puedo prescindir. Necesito tu energía, tu calor. Necesito de tu Amor Mujer.

El Pensador de La Habana

Deja un comentario